Visor Bolivia Diario Multimedia
Martes, 9 de Marzo de 2021

Soledad Chapetón pide no dejar la Alcaldía de El Alto en manos de "lobos vestidos de oveja"

POLÍTICA | 21 Feb 2021

"Copa habiendo estado tantos años en el poder político con la billetera más gorda no ha habido una ley para El Alto"

PÁGINA SIETE.- Soledad Chapetón se declara agradecida con Dios, con la vida y con la ciudad de El Alto. Está a punto de terminar su gestión como alcaldesa de la urbe alteña y se prepara para estrenarse en otra función: la de mamá. Espera a una niña para abril y su alegría es inocultable. “Esto es incomparable, una bendición, es una cosa hermosa, dar vida, tener un ser dentro de ti es una cosa muy linda. Creo que ahora tengo el complemento de mi vida”, cuenta, pero aclara que no se retira de la política.

Gobernar El Alto no es cosa fácil. La Sole, como se la conoce a esta política de 41 años, perteneciente a las filas de Unidad Nacional, tuvo que enfrenar momentos dramáticos como la quema de la sede de la Alcaldía alteña y luego la quema de parte de la vivienda de sus padres. “Cuando hemos sentido tanto dolor de manera injusta, esta ciudad es la que me ha inspirado. Las muestras de cariño, de respeto de tanta gente me llenaban y me decían que hay que continuar”.

En esta entrevista con Página Siete hace una evaluación de su gestión y habla de Eva Copa, la favorita para sucederla en la silla edil. “Hay lobos vestidos de ovejas”, dice refiriéndose a ella y a otros.

¿Cuál es la evaluación que hace a la conclusión de su gestión?

Hemos tenido una gestión con resultados. Muchos creían que no íbamos a durar tres meses y hemos alargado más de cinco años, sentimos que hay un deber cumplido con nuestra ciudad. Falta hacer todavía porque El Alto ya no es una ciudad solamente de migrantes, ahora hay población de alteños nacidos aquí, y eso hace que la demanda crezca. Hemos podido edificar desde cordones de acera hasta jach’a obras, unos 1.500 a 2.000 proyectos al año, pero hay mucho por construir en la ciudad.

La ciudad es grande y se ve todavía caótica. ¿No se siente un poco frustrada por no haber podido hacer más y dejarla más ordenada?

El tema del ordenamiento urbano es un proceso, pero hemos avanzado. En el transporte, no contábamos con un libro centralizador de identificación de paradas trabajado con la Federación Andina de Choferes. Este libro, que debe ser de 500 hojas, refleja la identificación de sindicatos, de vehículos, paradas, y lo mismo hemos hecho con el transporte pesado, hemos avanzado en lo que no teníamos nada. Si hablamos del comercio, había la afinidad del dirigente de turno con el alcalde de turno, y si había afinidad ellos se asentaban donde querían; ahora tenemos la Ley 291 que le garantiza al comerciante que no se asiente en avenidas de alto tráfico, lo cual lo pone en peligro. No le voy a negar, quien venga va a tener que seguir haciendo leyes municipales de nuevos asentamientos. Pero, la necesidad de trabajo es grande. En muchos países la gente que no tiene trabajo demanda al Gobierno un bono; en El Alto y en Bolivia, aunque sea vendiendo un vaso de kisa la gente lleva el pan de cada día a su hogar.

El Alto tiene un tejido social complejo. Quemaron la Alcaldía, hacen marchas frecuentemente… ¿Diría que El Alto es una ciudad gobernable o ingobernable?

Es la politiquería lo que ha hecho daño a nuestro municipio, ojalá esto no persista. Llegar a la Alcaldía implica servir al colectivo de la población y no solamente responder a intereses político-partidarios con el famoso cuoteo que hemos tenido durante muchos años. Hay una dirigencia que le hace quedar mal a la población. Cuando hemos entrado a la Alcaldía, muchos pensaron que no íbamos a llevar obras para sus zonas, para sus colegios, porque teníamos bronca con el dirigente o porque era de otro partido político y eso se ha demostrado que no ha sido así. Nosotros no necesitábamos que nos vengan a celebrar nuestro cumpleaños para que el dirigente tenga su obra en su zona o en su colegio, tampoco les hemos hecho jurar al partido. Estas incomodidades, estas desgracias que hemos tenido dentro de la institución, responden a la típica politiquería, al abuso de poder que se ha ejercido dentro de la institución.

¿Dónde radica el poder de esas dirigencias? ¿En su relación con el MAS o en la presión a la gente para que asista a las protestas?

No se puede generalizar, pero tenemos algunos dirigentes que mal utilizan el poder social o sindical. Lo han hecho en varias oportunidades y quien ha malacostumbrado a esta dirigencia para beneficio personal ha sido el Movimiento Al Socialismo, y mucho más antes. Por ejemplo, hay un convenio que José Luis Paredes ha hecho con un dirigente muy antiguo, lo ha mantenido Fanor Nava y lo ha ratificado y consolidado Patana. Nosotros llegamos (y cambiamos) no porque nos caía mal el dirigente, sino porque la Constitución establece que no hay monopolio social y sindical, la población es libre de afiliarse donde quiera. Este convenio esclavizaba a la familia gremial porque nadie podía hacer ningún trámite en la Alcaldía si no era con la aquiescencia de esta dirigencia. Nosotros hemos logrado mantener el respeto y el equilibrio entre lo institucional y lo social o sindical.

¿Cuál es la clave para concluir una gestión pese a que hubo mucha inestabilidad?

Yo no diría que solamente es el hecho de terminar una gestión. El tema de resultados tiene que ver con el respeto a todos porque somos iguales. Antes aquí se trabajaba con intimidación y condicionamiento, “si eres de mi partido o si me aplaudes te doy las obras, si no me aplaudes no te doy la obra”. Los recursos económicos que administran los alcaldes, gobernadores y el presidente no salen de su bolsillo, son los recursos de todos los bolivianos, son los recursos de los alteños. Por qué tengo que recibir la obra con dos o tres cajas de cerveza, o por qué tengo que darte una obra si levantas el puño, o si le rindes fidelidad a mi partido, no es justo. Lo que sí es justo es que la ciudad de El Alto debería tener una inversión privilegiada y preferencial porque El Alto ha sido una de las ciudades que ha marcado historia en el país para lograr la recuperación de los hidrocarburos. Aquí nos quieren hacer creer que si no entra un partido del Gobierno central no habrá nada para El Alto, eso es falso; nosotros no hemos hecho mucha bulla, pero hemos logrado proyectos de agua con Mi agua 4 y Mi agua 5. Para este tipo de convenios se necesita dar una contraparte y nosotros lo hemos hecho, hemos garantizado las contrapartes y han llegado las obras a nuestro municipio. Alcantarillado lo propio, también hemos podido construir el hogar 24 horas de refugio para niños abandonados o que sufren violencia intrafamiliar. El estadio de Villa Ingenio, hemos puesto contraparte y la UPRE ha puesto las luminarias, eso es hacer gestión sin bajar la cabeza ante nadie.

¿El chantaje entonces está demás?

Lo han intentado; recordarán que hace tres o cuatro años sin ser invitados nos hemos ido al Palacio de Gobierno para llevar mis proyectos de agua y alcantarillado, riego, porque había una convocatoria abierta a los municipios. Hemos logrado que como a todos los municipios nos dieran dos millones de bolivianos. Intentaron, pero predominó más la representación de la ciudad sin necesidad de llevar banderas del MAS, sin hacer propaganda, porque las obras se ejecutan con plata de todos.

¿Por qué El Alto siempre pone los muertos? Lo hizo en 2003, volvió a hacerlo en 2019. ¿Recibió algo a cambio?

Es un dolor todavía incomprensible. La agenda de octubre negro de 2003 queda pendiente. Son cuatro regiones las que se benefician con los recursos establecidos en la Ley Hidrocarburos, pero El Alto no ha recibido nada, ninguna ley que pueda dar algo más de recursos económicos producto de la lucha desigual que se llevó adelante en octubre de 2003. Llevamos el título, el homenaje, el nombre; todos nos nombran, pero una cosa efectiva no se puede visibilizar. Al fondo de la lucha existe un objetivo de vivir bien, de visibilizar El Alto como una verdadera ciudad, no sólo con títulos, sino con inversiones. Lo propio ha pasado en noviembre del año pasado, Senkata se ha convertido en un lugar de batalla. Gente humilde que ni siquiera sabía qué es lo que había pasado, que se le ha engañado, porque le decían se ha botado a nuestro presidente, cuando en realidad él escapa del país. No se dice la verdad y se sigue marcando esa utilización de la gente del pueblo. Los que convocan, los dirigentes, los políticos no están en la lucha, no tenemos ninguna víctima que forme parte de ellos. Ellos convocan, ellos llaman, pero ellos se esconden. Ese es un dolor y ése es un proceso de maduración de nuestra población; tenemos que aprender a no dejarnos utilizar por la política de turno.

El Alto ha cambiado mucho, tiene lindos cholets y un movimiento económico muy grande. ¿Esto significa que está saliendo de la pobreza o persisten las desigualdades?

Yo creo que como toda ciudad tenemos nuestros problemas, esto es todo un proceso. No me gusta mucho la palabra cholet, son infraestructuras andinas que forman parte de un circuito turístico que incluye nuestro Huayna Potosí, las escaladoras; es un encanto que la ciudad de El Alto tiene que seguir madurando. La diferencia está en nuestras nuevas generaciones, que son nuestra esperanza. La ciudad va a ser una ciudad que va a ir madurando poco a poco y a medida que se van resolviendo sus problemas, también se va a convertir en una ciudad proactiva y menos conflictiva. Hay distritos en los que utilizan a la gente para marchas; les dicen “si no vas a salir a la marcha, no vamos a conectar alcantarillado o agua, no vamos a autorizar para que ingrese a tu casa”, y eso no es justo ni correcto. Cuando eso se resuelva vamos a tener una ciudad más armónica, más integral.

¿Cómo ve la situación de la oposición luego de la derrota de 2020 y la forma dispersa en la que va a las subnacionales?

La pluralidad, la diversidad de las candidaturas es sana, sólo que la población tiene que saber tomar una buena decisión para que no se deje engañar. Muchos de los lobos se visten de oveja y salen a campaña a engañarnos y a decir lo buenos que son, lo lindo que lo van a hacer, pero la gente tiene que recordar que varios son gente que ha estado en lugares de decisión que podía haber apoyado a su ciudad y no a su partido. Por el contrario, muchas veces han obstaculizado, han hecho la vista gorda, ni siquiera un botón de ejemplo para su ciudad. Pido a Dios y a la gente que no dejemos en manos de lobos vestidos de oveja a la institución pública de la ciudad.

La encuesta de Cies Mori dice que Eva Copa arrasaría en El Alto. ¿Qué opinión tiene de ella?

No tengo muy buena opinión de ella porque es uno de los ejemplos de los que le decía. Ella ha sido la segunda persona más importante del país. Para dar un ejemplo, nosotros tenemos un trámite de la planta de aguas servidas de Tacachira, que garantiza el uso del alcantarillado a la mitad de El Alto, una obra que se ha hecho esperar durante más de 13 años, para la que hemos logrado un crédito de más de 100 millones de bolivianos de la CAF, que El Alto lo va a pagar, y que estaba en manos de las cámaras de Diputados y Senadores para su aprobación, y no, se lo devolvió, se lo retrasó, se lo obstaculizó. Por eso digo que no hay ejemplo de resultados para decir “me he despejado de mi partido, me ha valido; esto he acelerando, apoyando este crédito que va a garantizar el uso de alcantarillado para la mitad de El Alto”. Es un ejemplo de que no ha habido acompañamiento, que en su momento se ha privilegiado más al partido que a la ciudad. Por otro lado, hay un equipo de gente afín a la gestión de Patana y conocemos cuál ha sido la gestión de Patana. Con ella, por lo menos, a mí me preocupa que haya un retroceso.

¿En la campaña de Eva hay gente de Patana?

Sí, hay mucha gente que forma parte de su círculo más cercano.

¿Y se refiere a ella cuando dice que hay lobos disfrazados de ovejas?

Sí, puede ser una de ellas, porque ahora quieren hacer brillar El Alto y habiendo estado tantos años en el poder político con la billetera más gorda no ha habido una ley para El Alto. Ella podrá decir que no fue ministra, pero una ley para El Alto, que resuelva esa demanda histórica de 2003, no se ha hecho.

¿Unidad Nacional es todavía un proyecto viable tomando en cuenta que sus candidatos tienen baja intención de voto?

No suelo hacer comentarios sobre las encuestas. Unidad Nacional tiene su candidato en El Alto, el compañero Henry Contreras, que es nuevo en política, creo que esa característica lo diferencia, tiene conocimiento pleno; es una persona nacida en El Alto, trabajó en la administración municipal, y va a poder mejorar las cosas que fallan, pero también y más importante es dar continuidad a las cosas buenas que se ha venido haciendo.

¿Cuál es su futuro político luego de no haber postulado nuevamente. ¿Hay razones políticas para eso o tiene que ver con su embarazo?

No tiene que ver con el embarazo, sino con buscar la innovación para la administración pública. Creo que hemos cumplido con un deber, con un compromiso con la población y un reto importante a nivel político y personal. Política la haces desde muchísimos espacios, no me estoy retirando de la política. Quiero agradecer a Samuel Doria Medina por darme la oportunidad, a la población de El Alto y a Unidad Nacional porque todavía me cobija.

//FUENTE: PÁGINA SIETE// 

SI ¿Fue interesante la noticia? NO
El proceso electoral de este domingo todavía tendrá una última fase en abril para volver a las urnas / RRSS

POLÍTICA | 7 Mar 2021

VISOR BOLIVIA / Redacción central.- Las elecciones subnacionales de este domingo 7 de marzo, dejó siete alcaldías capitales más El Alto consolidadas, y cinco gobernaciones que perfilan la segunda vuelta para el 11 de abril, según los datos de boca de urna difundidos por encuestadoras. El conteo rápido del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y los resultados oficiales concluirán en una semana.

El exdiputado apareció segundo y hasta tercero en los datos de boca de urna del domingo / RRSS

POLÍTICA | 8 Mar 2021

Al 93% de las actas, se tiene 33,20% para el candidato de República 2025 y 33,13% para el candidato del MAS

Foto agencias

POLÍTICA | 8 Mar 2021

En el caso de los lugares donde el MAS no ganó, el diputado Flores afirmó que se debe al “capricho” de algunos dirigentes 

Foto agencias

POLÍTICA | 8 Mar 2021

La posesión está programada en un momento único para evitar que el 2026 se presenten dificultades por tiempos de mandato

Foto agencias

POLÍTICA | 8 Mar 2021

Según Patzi su frente político se fortalecerá hacia el 2025 y considera que MTS se convirtió en la nueva fuerza política

Foto agencias

ECONOMÍA | 8 Mar 2021

La mayoría de las beneficiarias del crédito se encuentra en el Departamento de La Paz , le sigue Cochabamba y Santa Cruz