Visor Bolivia Diario Multimedia
Lunes, 20 de Agosto de 2018

ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA CADA VEZ MÁS DEPENDIENTE DEL IMPERIALISMO CHINO

Untoja llama al régimen de Evo Morales como “nuevo lacayo del imperio chino”. EEUU cree que Sudamérica es afectada por las prácticas depredadoras del gigante asiático

POLÍTICA | 4 Feb 2018

VISOR BOLIVIA / Redacción Central.- El reciente caso de abuso de un súbdito chino a una mujer dependiente en el campamento de construcción vial de Padilla, es solo un botón de muestra sobre la influencia de la potencia asiática en Bolivia. Internamente se cuestiona el sometimiento del Gobierno de turno a los intereses chinos y desde EEUU se advierte los riesgos del avance de ese tipo de colonización en la región.

El martes se produjo enfrentamientos entre trabajadores de la empresa china Sinohydro y sus eventuales capataces. Los maltratos laborales llevaron a una huelga de trabajadores. Una de las mujeres manifestantes en el campamento de Padilla, departamento de Chuquisaca, fue agredida con golpes y patadas por un capataz chino que fue detenido y llevado a la posta policial de la zona.

La presión de los otros administradores de Sinohydro Corporation Limted, por la liberación inmediata del agresor provocó la furia de los trabajadores que, junto a un senador, anunciaron bloqueo de caminos y medidas de presión para que esa empresa deje el lugar. Sinohydro tiene a su cargo la construcción del tramo carretero Padilla a El Salto, como parte de la Diagonal Jaime Mendoza en Chuquisaca.

Como esa empresa, son decenas de consorcios los que se adjudicaron en la última década contratos millonarios de infraestructura estatal. Sin ir lejos está el caso de China CAMC Engeenering Co. Ltd, empresa en la que hasta febrero de 2016 ejerció labores la expareja de Evo Morales, Gabriela Zapata, como gerente comercial y, presuntamente, como nexo entre los ejecutivos chinos y gente dentro del Gobierno central.

CAMC se adjudicó los proyectos de la planta industrial de azúcar y sus derivados en San Buenaventura (La Paz), la planta industrial de sales de potasio en Uyuni (Potosí), el proyecto múltiple de Misicuni (Cochabamba), la construcción de vía férrea Montero a Bulo Bulo (Santa Cruz) y la dotación de material para la exploración de pozos petroleros, por un valor que superó los Bs 3 mil millones.

“LACAYOS DEL IMPERIALISMO”

El sociólogo y jefe del Movimiento Katarista Ayra, Fernando Untoja, calificaba la influencia china en Bolivia como negativa, dentro de un nuevo colonialismo que poco a poco va cercando al país.

En un programa de debate de este fin de semana en radio Panamericana, Untoja llamaba a la gente de la administración del Gobierno central como “los nuevos lacayos del imperialismo chino”, pues desde Evo Morales se lanzan ataques discursivos e ideológicos contra el “imperialismo” de EEUU, pero no se dice nada del avance de China que tiene los mayores contratos y negocios con el Estado, nunca antes vistos.

Uno de esos altos negocios es la minería. En La Paz, se denunció desde finales de 2016, que el régimen de Morales había dado en concesión la explotación de áreas cercanas al nevado Illimani.

El ministro de Minería, César Navarro, negó esa posibilidad, pero luego se conoció que desde 2008 había una concesión de 26 áreas a favor de la Compañía Minera Amazona Bolivia cuyo socio es la empresa china Yang Fan S.A.

La crisis del agua que se extendió en La Paz hasta febrero de 2017, fue endilgada en parte a supuestos trabajos de canalización de esas empresas mineras que cortaban el curso de agua a las represas que abastecen del líquido a la metrópolis paceña. Nuevamente, los funcionarios del Ejecutivo y el propio Morales negaron tal extremo y pidieron pruebas “con nombre y apellido” de las empresas chinas operadoras en la zona del Illimani.

En octubre de 2017 se conocía otra denuncia de impacto ambiental provocado por la actividad minera china.

En la población de Nor Carangas, departamento de Oruro, se instaló la empresa D – Cobre S. A., y los comunarios se quejaron por la falta de agua, desvió de ríos y contaminación en la región de Choquecota, aledaña al lago Poopó.

Con el cobre, la plata, el estaño y el zinc, la actividad extractivista de China es avalada por el régimen socialista de Morales, en parte por la afinidad ideológica con el gigante asiático.

DEPENDENCIA ECONÓMICA

En la balanza comercial, datos de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) en 2013 ya advertían la constante dependencia de Bolivia con China con la importación de “más de 4 mil productos, entre los que se destacan maquinaria de sondeo y taladradoras (3,5%), motocicletas (3,4%), teléfonos móviles (2,8%) y herbicidas (1,9%)”, según reporte del diario tarijeño El País.

A eso se añade la inversión china en el país que a 2015 ya superaba los 3 mil millones de dólares, según reporte del matutino Página Siete que tomó como fuente al representante de la Cámara de Comercio de China en Bolivia, Peter Wang.

La millonaria inversión supuso desde un principio la aceptación de los términos de contrato, especificando que el crédito para obras de infraestructura iba acompañado a la contratación de mano de obra china. Las subcontrataciones quedaban a libre disposición para las empresas chinas, tal como se evidenció la anterior semana con el caso de Padilla.

Finalmente, queda el dato todavía no conocido ni actualizado sorbe la dependencia económica de Bolivia hacia China.

Solo hasta 2015 la deuda externa del país subía de $us 7 MM a 15 mil millones de dólares, luego del préstamo que pidió Alvaro García en su viaje a Beijing cuando las Reservas Internacionales Netras (colchón económico de un país) eran de $us 14 mil millones. Hoy, las RIN del país bajaron a 10 mil millones de dólares, en términos redondos.

La República Popular de China es, precisamente, el principal acreedor del Estado Plurinacional de Bolivia y maneja, además de las condiciones contractuales, una taza de interés mayor a otras entidades de financiamiento bilateral. Para el régimen del MAS la capacidad de endeudamiento de Bolivia está garantizada “gracias al manejo de la economía y sus sistema socio comunitario productivo basado en la nacionalización”.

Al otro lado de esta balanza, Bolivia apunta a exportar un paquete de productos. El 22 de enero, en su discurso por el “Día del Estado Plurinacional”, Morales confirmó la exportación de soya, carne y café a China, en un convenio que se firmará a mediados de este año.

CHINA SE ADUEÑA DE SUDAMÉRICA

China incrementó su presencia en Latinoamérica desde 2008, luego de la crisis económica de ese año que mermó a EEUU.

La afinidad ideológica con los países capturados por la Alianza Bolivariana los pueblos de nuestra América (ALBA) permitió el ingreso de China a Venezuela, Ecuador, Brasil, Argentina y Bolivia.

Esa influencia fue avalada desde la administración del presidente Barack Obama durante sus dos periodos de gobierno, pero con la llegada de Donald Trump la visión hacia Sudamérica cambió, precisamente en una etapa de relevo de los regímenes del Socialismo del Siglo XXI.

Este jueves 1 de febrero se confirmó el viaje del secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, a México, Argentina, Perú, Colombia y Jamaica.

Antes de iniciar su gira por Sudamérica, Tillerson alertó los riesgos de la presencia china como una nueva forma de colonialismo que en apariencia presenta beneficios a los gobiernos, pero que trae como consecuencias precios muy altos y dependencia financiera a largo plazo para cada país que se involucre con estos “actores depredadores que ahora se presentan en nuestro hemisferio”.

“Si bien este intercambio ha traído beneficios, las injustas prácticas comerciales usadas por muchos chinos también han afectado a los sectores manufactureros de estos países, generando desempleo y reducciones salariales para los trabajadores. Latinoamérica no necesita una nueva potencia imperial”, dijo el secretario de Estado de EEUU en la Universidad de Texas, citado por El Nuevo Herald en su edición digital.

//@VisorBolivia// 

SI ¿Fue interesante la noticia? NO
El caso de la Medalla Presidencial destapó hechos que involucran el manejo de los vehículos oficiales / CAPTURA PANTALLA UNITEL

SEGURIDAD | 19 Ago 2018

VISOR BOLIVIA / Redacción central.- Un nuevo caso que involucra a un teniente de las Fuerzas Armadas y a una supuesta “asesora” de la Vicepresidencia es investigado por Tránsito, luego de haberse encontrado a ambas personas en estado de ebriedad dentro de un vehículo de uso oficial, en la zona de Miraflores.

Secretario general de la OEA, Luis Almagro / AP

MUNDO | 19 Ago 2018

VOA NOTICIAS.- Nicaragua necesita ir a elecciones para frenar la violencia, la represión y "redemocratizarse", tras cuatro meses de protestas pidiendo la salida del presidente Daniel Ortega, advirtió el secretario general de la OEA, Luis Almagro, en una entrevista difundida este domingo en Santiago, Chile.

 Colonizadores del Conisur bloquearon paso a esa sección del Tipnis  / FACEBOOK FABIO GARBARI

SOCIEDAD | 19 Ago 2018

MONITOREO / FIDES / AGENCIAS.- Colonizadores de Isinuta definitivamente no permitieron que la comisión del Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza ingrese al polígono 7 en el TIPNIS. Tras casi seis horas, levantaron el cerco para que la misión abandone la zona

ARTE&SHOW | 19 Ago 2018

KIOSKO / LA RAZÓN.- La reconocida actriz y directora de teatro Rosa Ríos falleció la madrugada de hoy a sus 83 años. No solo se destacó en las tablas sino en películas bolivianas y extranjeras.

SOCIEDAD | 19 Ago 2018

KIOSKO / EL DEBER.- A casi dos años del siniestro que estremeció al mundo, EL DEBER encontró al coronel y piloto de la Fuerza Aerea Boliviana (FAB) Marco Antonio Rocha Venegas, socio propietario y director de operaciones de la empresa LaMia. Vive en Miami, Estados Unidos, con su esposa y sus dos hijos. Es investigado en Bolivia por el desastre de la nave CP-2933, que cayó en Colombia el 28 de noviembre de 2016, dejando un saldo de 71 muertos de la delegación del equipo de Chapecoense y siete supervivientes.

CIUDADES | 19 Ago 2018

KIOSKO / LOS TIEMPOS.- A más de 70 días de la conclusión de los Juegos Suramericanos, la mayoría de los escenarios deportivos que se utilizaron para la competición internacional están cerrados o con trabajos por concluir.