Visor Bolivia Diario Multimedia
Sábado, 4 de Julio de 2020

El zorro “Antonio” ha sufrido un daño irreversible e irreparable

SOCIEDAD | 19 Jun 2020

VISOR BOLIVIA / Redacción central.- “Liberen a Antonio” era la campaña de algunos animalistas que se movieron más por sentimientos que por la razón o la ley. La normativa, a su vez, resulta inconsistente en estos casos de tenencia de fauna silvestre. El país vivió jornadas de debate y en el medio quedó el zorro, dañado para siempre.

En plena pandemia del COVID-19 surgió desde Oruro un tema particular. Un zorro cachorro fue “adoptado” por una familia que lo “bautizó” con el nombre de “Antonio” y lo cobijó en su domicilio de la calle Antofagasta.

El miércoles, funcionarios del Centro Municipal de Zoonosis Oruro (Cemzoor) “rescataron” al zorro y lo llevaron al zoológico de Pagador. Inmediatamente saltaron las campañas en las redes sociales, pues los internautas consideraron que “Antonio” era trasladado a un lugar en el cual “no tendría el cariño de su familia”, y también donde podría sufrir la suerte del león “Fido”.

“Fido” fue un león nacido en cautiverio en 2005 en el zoológico de Mallasa, zona cálida de La Paz, pero que fue trasladado a Oruro, a un clima gélido donde permaneció varios años y contrajo enfermedades reumáticas hasta morir en 2016.

La familia Velasco, que comenzó a criar a “Antonio” desde cachorro, aseguró que el animal era parte de su entorno y que nunca mostró algún grado de agresividad propia de su especie.

Sin embargo, la aplicación de la normativa vigente hizo que el zorro sea trasladado al zoológico de Oruro, detonando el debate viral sobre el caso.

En palabras de Lilia Orellana, representante de la organización especialista en animales Artemisa, “’Antonio’ ha sufrido un daño irreversible e irreparable, porque no está en su medio ambiente”.

La profesional explica que, a diferencia de los perros y los gatos, “un zorro no es un animal doméstico de compañía, por ende no puede vivir en una casa”.

Haberlo sacado de su hábitat fue un primer error y tratarlo como mascota uno más, pues el animal no podrá volver a adaptarse a su ecosistema con facilidad.

“Se debe mejorar su condición, darle el espacio adecuado y sobre todo llevarlo con expertos en esta especie, los cuales determinen si puede o no volver a su hábitat, y si no puede volver, cuál es el mejor centro especializado que debe hacerse cargo de él”, señala la entrevistada a @VisorBolivia.

Orellana asegura que este caso demuestra lo mal que están elaboradas las leyes sobre medio ambiente, animales, flora y fauna, porque “ninguna de estas normas ha tenido el respaldo de expertos y como se ve claramente entran en contradicción”.

A su turno, la ministra de Medio Ambiente y Aguas, María Elba Pincker, en entrevista con AM de Fides, confirmó que el polémico caso no puede tener una solución fuera de la normativa vigente y por ello descartó que se llegue a un acuerdo de “devolución” del animal o incluso su permanencia en Oruro.

Antonio llegará al zoológico de La Paz en custodia, mientras se determinen las acciones legales del caso, para luego trasladarlo al centro ambiental Senda Verde ubicado en los Yungas paceños, anunció la ministra.

En caso de que el zorro fuera devuelto a la familia que lo tenía en su hogar, Pincker aclaró que aquello iba a activar de inmediato el Código Penal y la Ley 1333 por tenencia ilegal de animales y tráfico de fauna silvestre.

La familia había salido a los medios para reclamar la tenencia de “Antonio” al cual criaron hace más de nueve meses, cuando una persona se los delegó explicando que la madre del zorro fue sacrificada por comunarios.

El animal había comenzado a crecer y a desarrollar sus destrezas como trepar lugares, algo que llamó la atención y cierto temor de algunos vecinos que denunciaron esa tenencia. La familia Velasco reiteró que “Antonio” era un miembro más de su familia y nunca mostró agresividad ni atacó a nadie dentro de la casa.

Las imágenes de “Antonio” detrás de las rejas del zoológico, abrió la polémica y logró un pronunciamiento desde todos los niveles de gobierno en Bolivia.

//@VisorBolivia//

SI ¿Fue interesante la noticia? NO
Achacollo y Romero en los tiempos de campaña y proselitismo para su jefe Evo Morales / ARCHIVOS

SEGURIDAD | 3 Jul 2020

VISOR BOLIVIA / Redacción central.- Alan Zárate es un juez aliado al MAS; al menos así lo hizo entrever el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, al identificar al jurista como quien dio medidas sustitutivas tanto a Carlos Romero como a Nemecia Achacollo, dos de los exministros de Evo Morales, acusados por hechos de corrupción pública.

Francisco recibiendo al entonces nuevo embajador de Bolivia en 2016 / VATICAN MEDIA

SOCIEDAD | 3 Jul 2020

La Pontificia Comisión para la América Latina nació en 1958 bajo el pontificado del Papa Pío XII

El presidente Donald Trump visitará Mount Rushmore, en Dakota del Sur, el viernes, 3 de julio de 2020 / AP

MUNDO | 3 Jul 2020

Trump será el primer presidente en visitar Mount Rushmor para la celebración del 4 de julio desde Bush en 1991

Foto agencias

SEGURIDAD | 3 Jul 2020

El Ministro de Justicia, Álvaro Coimbra, indicó que también se estableció una fianza de 200 mil bolivianos

Foto agencias

POLÍTICA | 3 Jul 2020

Su candidatura fue inscrita el 13 de marzo y hasta la fecha su nombre no aparece en listas oficiales

Foto agencias

SOCIEDAD | 3 Jul 2020

El equipo contará con neumólogos, inmunólogos, cardiólogos y bioquímicos con amplia experiencia