Visor Bolivia Diario Multimedia
Sábado, 5 de Diciembre de 2020

Caso respiradores: detectan complot por parte de funcionarios del MAS para dañar la imagen del Gobierno

POLÍTICA | 28 Jun 2020

Issa recordó hechos que marcaron la gestión del MAS, como los casos "Terrorismo", "Porvenir", "Senkata", entre otros

ABI.- La compra de los respiradores españoles, con presunto sobreprecio, para enfrentar al coronavirus puso al descubierto un complot por parte de funcionarios públicos, en diferentes instituciones del Estado, afines al gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), con el objetivo de dañar la imagen del gobierno de Jeanine Áñez.

El caso respiradores, "en primera instancia, se vio como un escándalo del Gobierno actual, pero al investigar todo lo que ha pasado, vemos que era un verdadero complot", afirmó el viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, quien apuntó a funcionarios de la anterior administración de gobierno, que continuaron como empleados públicos en esta gestión, como Fernando Valenzuela, exdirector jurídico del Ministerio de Salud.

Ese mecanismo de conspiración, incluso, fue detectado en el Ministerio de Gobierno, desde donde se filtraba información a terceras personas, reveló Issa, durante una entrevista en el programa Primero la Verdad, difundido por Bolivia Tv.

"Desde el Ministerio de Gobierno hemos detectado que existe una conspiración constante en casi todas las instituciones que hay en Bolivia. Tenemos 14 años de un régimen que ha vivido a base de conspiraciones", lamentó la autoridad.

En ese marco, Issa recordó hechos que marcaron la gestión del MAS, como los casos "Terrorismo", "Porvenir", "Senkata", entre otros.

La autoridad precisó que cuando la senadora Jeanine Añez asumió la presidencia del país, se determinó mantener a todos los funcionarios, debido a que no había mucho tiempo para que nueva gente aprenda funciones referidas la administración pública.

Es así que la estructura de funcionarios públicos que trabajó durante la gestión del MAS continuó ejerciendo sus labores y que cuando inició la emergencia por el coronavirus se comenzó a detectar una serie de irregularidades, desde el interior de la administración pública y por parte de autoridades subnacionales y dirigentes afines al MAS.

"Todos los movimientos que han surgido durante la pandemia no son coincidencia (...), todos los actores que se movían durante la pandemia tienen un rasgo común: el MAS, eran dirigentes, exdirigentes personas pagadas por el MAS", remarcó.

Afirmó que esos grupos desarrollaron "actos vandálicos y terroristas", con dinero financiado por el partido de Evo Morales. Mencionó que cuando se detuvo a personas implicadas en los hechos de K"ara K"ara (Cochabamba) o Yapacaní (Santa Cruz), donde se volaron torres de comunicación, o en las movilizaciones de Riberalta (Ben), el factor común es que todas argumentaban que habían recibido un pago por parte de dirigentes del MAS.

Respecto a la investigación del caso respiradores, Issa afirmó que la investigación registra un avance del 60% o 70%, y que en próximos días el Ministerio Público presentará nuevas imputaciones al respecto.

Afirmó que ante los contactos telefónicos que sostuvo Valenzuela con la exministra de salud Gabriela Montaño, además de otras autoridades y dirigentes afines al MAS, corresponderá que la Fiscalía convoque a la exautoridad pues "al parecer daba instrucciones", desde Argentina, donde está asilada, tras la renuncia de Morales, desde fines de 2019.

Asimismo, dio cuenta que Luis Fernando Humérez, denominado como el "testigo clave" en el caso respiradores, también tuvo contacto con el expresidente Evo Morales, además de otras exautoridades del MAS.

Según la investigación forense, hecha al celular de Valenzuela, se detectaron entre enero y junio, al menos 5.800 llamadas telefónicas, que dan cuenta del contacto que sostuvo con la empresa española proveedora de los equipos, con la exministra Montaño y otros personeros afines al MAS.

La pasada semana, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, presentó una investigación realizada por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), que da cuenta de la comunicación que sostuvieron algunos implicados en la compra de los respiradores con exautoridades del MAS, a lo que calificó como un acto conspirativo contra el gobierno de la presidenta Jeanine Áñez.

"Más que corrupción, es una conspiración. Saquen ustedes sus propias conclusiones. Nosotros trabajaremos para que exista transparencia en nuestro pueblo", afirmó en ese entonces Murillo.

//FUENTE: ABI//

SI ¿Fue interesante la noticia? NO
Existe una política de Estado de EEUU hacia Venezuela desde la administración de Obama en 2009 / WEB

MUNDO | 4 Dic 2020

Analistas dudan que si Biden llega a la Casa Blanca desmonte las órdenes ejecutivas que pesan sobre el país caribeño

Algunos afiches de la muestra en el catálogo digital / CINEMATECA

ARTE&SHOW | 4 Dic 2020

El catálogo presenta en orden cronológico, los carteles oficiales de 116 películas y documentales de 72 directores nacionales 

Foto agencias

ECONOMÍA | 4 Dic 2020

Kempff anticipó además que “las ideas serán rebotadas al gobierno” para que sean escuchadas

Foto agencias

SEGURIDAD | 4 Dic 2020

La Policía se presentó en la construcción y los serenos corroboraron que el sujeto era un trabajador despedido

Foto agencias

SOCIEDAD | 4 Dic 2020

La documentación fue remitida por la Interpol Bolivia al Fiscal General del Estado, Juan Lanchipa

Foto agencias

POLÍTICA | 4 Dic 2020

"Para que pueda producirse este referéndum, hay que cumplir con plazos y procedimientos legales"