Visor Bolivia Diario Multimedia
Jueves, 24 de Mayo de 2018

“El concepto de libertad nunca tuvo gran acogida en Bolivia”

OPINIÓN | 17 May 2017

(Por: H.C.F. Mansilla, 17 mayo).- En julio de 1946 se acuñó un lema que fue muy famoso por aquellos años. “La Paz cuna de la libertad y tumba de tiranos”. Una emisión de estampillas con esa frase constituye hasta hoy una de las serias filatélicas más raras y más apreciadas entre los especialistas. Hay que dudar, sin embargo, de que la concepción de libertades públicas haya realmente echado raíces profundas en una sociedad que desde hace siglos exhibe muestras de autoritarismo practicado cotidianamente.

Hasta comienzos del siglo XIX el actual territorio boliviano no conoció una discusión con repercusiones políticas en torno a las libertades individuales. Durante el período colonial existía una atmósfera general signada por el autoritarismo y el dogmatismo, en la cual no pudo surgir una amplia corriente favorable al libre albedrío individual y a las decisiones nacionales de la consciencia.

En un orden básicamente colectivista, como en el colonial y sigue siendo el actual, los valores positivos de orientación estaban y están centrados en torno a la dignidad nacional, la justicia social, la identidad grupal, la autonomía con respecto a otros centros de poder, el respeto a las jerarquías tradicionales y la preservación de las convenciones y rutinas prevalecientes.

Habitualmente estos valores son intuidos con mucha emoción, porque tocan las fibras íntimas de la nación. Su carácter gelatinoso y colectivista dificulta, sin embargo, una definición argumentativa y un tratamiento razonable de los mismos. El resultado ha sido y es un modelo civilizatorio que presta poca atención a libertades públicas y derechos humanos, que son fenómenos que atañen a individuos concretos en situaciones específicas, en comparación con los valores antes mencionados (dignidad, tradición, identidad) que casi siempre han tenido una función retórica y una cualidad colectiva.

Las doctrinas más apreciadas en el país, como la iniciada por Franz Tamayo, han sido fundamentalmente antimodernistas, antiliberales y teluristas. El lenguaje radical se combina muy bien con una posición conservadora. Tamayo exhibe un carácter paternalista en el tratamiento de los indígenas, celebra la frugalidad y el laconismo de los indígenas, la radiante energía física, las magníficas condiciones morales de los mismos y el hecho de que encarnen un carácter formado por La “persistencia y la resistencia”, pero no les confiere aptitudes filosóficas o políticas. Tamayo postula un esencialismo positivo (las cualidades morales y físicas del indio), mezclado con un esencialismo negativo: el indio como privado por naturaleza de aptitudes superiores en los órdenes intelectual y político. Aquí radica el innegable paternalismo de Tamayo, quien consecuentemente nunca propuso una reforma agraria o algún programa revolucionario concreto a favor de los interese indígenas.

La atmósfera cultural que envolvió a Tamayo, a los teluristas, a los socialistas y ahora a los indianistas fue calificada por Pablo Stefanoni como el “magma antiliberal”. Este autor llega a la conclusión de que el antiliberalismo ha sido la fuerza aglutinadora de la política y de la cultura boliviana después de 1920.

El antiliberalismo fue el caldo de cultivo tanto de concepciones filosóficas como de programas políticos y de modas literarias. Fue el denominador común de doctrinas conservadoras y nacionalistas, pero también de tendencias revolucionarias y marxistas.

Como resumen se puede aseverar lo siguiente. Todavía hoy liberal suena a un exceso de libertad, a un intento de no acatar las normas generales del orden social y al propósito de diferenciarse innecesariamente de los demás. Las consecuencias práctico – políticas de la modernidad nacionalista y liberta no han sido aceptadas del todo en el ámbito boliviano, donde siguen produciendo una especie de alergia colectiva. El ejercicio efectivo de las libertades políticas y de los derechos humanos nunca ha sido algo bien visto por la colectividad boliviana de intelectuales. Es una atmósfera general que puede ser caracterizada como caótica, antiliberal y proclive a la integración de todos en el conjunto preexistente. Por ello la sociedad boliviana se organiza y reorganiza según principios orgánicos – jerárquicos y anti – individualistas. La libertad individual sólo es tolerada como sometimiento bajo un Estado fuerte que posee el monopolio de la justicia.

Este es el contenido de las grandes doctrinas católicas en torno al ordenamiento socio – político. Es probable que este contexto se mantenga aún por largos años.

/*H.C.F. Mansilla es Filósofo y Maestro boliviano/ Tomado de El Diario/

//**Los textos reproducidos en este espacio de opinión son de absoluta responsabilidad de sus autores y no comprometen la línea editorial plural – liberal de este medio de comunicación/

SI ¿Fue interesante la noticia? NO
Villa Olímpica quedó a punto con una inversión de Bs 128 millones / MINISTERIO DEPORTES

SOCIEDAD | 23 May 2018

VISOR BOLIVIA / Redacción Central.- A menos de 72 horas de la inauguración de los XI Juegos Deportivos Suramericanos, las delegaciones de deportistas bolivianos se encuentran sin motivación ni equipamiento básico para competir en sus disciplinas. En medio, el ministro de Deportes, Tito Montaño, ataca a la medallista Geovana Irusta y ésta le responde con anuncios de medidas legales.

ARTE&SHOW | 23 May 2018

VISOR BOLIVIA / Hernan Jemio.- Desde que Disney compró los derechos de los personajes de Marvel que la compañía Fox aún conservaba, hizo que muchos se preguntarán qué camino seguiría la película de Deadpool, pues su humor negro no podría ser deteriorado a humor infantil ya que esto provocaría un cambio radical en el personaje.

Ausentismo y abstención marcaron la irregular jornada electoral en Venezuela / VOA

MUNDO | 23 May 2018

VOA NOTICIAS.- Las naciones industrializadas del Grupo de los Siete (G7) rechazaron el miércoles el resultado de la elección presidencial de Venezuela, diciendo que la victoria de Nicolás Maduro carece de "legitimidad y credibilidad" y piden una nueva votación.

SEGURIDAD | 21 May 2018

MONITOREO (EL DEBER).- El exfiscal Marcelo Soza, procesado por haber extorsionado a Zvonko Matkovic Fleig en el denominado caso terrorismo, recibió una pena de 12 años de cárcel por parte del Tribunal 12avo el mediodía de este lunes. Concusión y uso indebido de influencias son los delitos por los que se lo procesó.

POLÍTICA | 21 May 2018

MONITOREO (CORREO DEL SUR).- El presidente Evo Morales no participará de los actos centrales por el 25 de Mayo, porque después de los hechos recientes durante las protestas en defensa del megacampo gasífero Incahuasi, todavía no habría condiciones para visitar Sucre. Oficialismo y cívicos se acusan mutuamente.

SEGURIDAD | 21 May 2018

MONITOREO (DIARIO OPINIÓN).- El juzgado de Instrucción en lo Penal número 1 del Tribunal Departamental de Justicia autorizó hoy al alcalde de Cochabamba, José María Leyes, salir de su domicilio particular, donde guarda detención preventiva, a la clínica Los Ángeles para recibir tratamiento médico.