Visor Bolivia Diario Multimedia
Martes, 3 de Agosto de 2021

Represión contra periodistas en Cuba capta interés internacional

MUNDO | 21 Jul 2021

Algunas voces desde la isla caribeña dan cuenta que se ha impuesto mayor represión y control de los comunicadores y disidentes

VOA NOTICIAS.- El rostro de la periodista y corresponsal del periódico ABC de España, Camila Acosta, mostró al mundo la realidad que enfrentan decenas de comunicadores independientes detenidos junto a centenares de cubanos que participaron en las protestas del 11 de julio en al menos 50 ciudades y poblados rurales de todo el país.

Camila Acosta fue puesta en arresto domiciliario el pasado viernes 16 de julio -luego de cuatro días detenida e interrogada por la seguridad del estado cubano-, su salida del centro de detención ocurrió tras la fuerte presión internacional impulsada desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de España y su titular José Manuel Albares que exigió al gobierno cubano “la liberación inmediata” de la corresponsal del periódico ABC.

"Salí (de prisión) y no tenía ni siquiera un teléfono, tenía que depender del teléfono de mi amigo hasta que me prestaron uno, no tengo ahora mismo ordenador ni nada para poder seguir escribiendo mis trabajos", dijo la periodista a la Voz de América. "Mientras ellos más van en mi contra y mientras más intentan callarme con más fuerza yo me decido a seguir adelante. Entiendo todos los riesgos, pero también la importancia que tiene ahora mismo informar de la realidad de lo que está sucediendo en Cuba", afirmó Acosta.

En el diario español dan por sentado que fue la oportuna intervención del medio de comunicación al hacer saber al mundo el infortunio de su corresponsal y otros periodistas -sumado a la amplia solidaridad y resonancia internacional de medios de comunicación en Europa, América Latina y Estados Unidos- la que ayudó a la presión diplomática que el gobierno de España puso en el más alto nivel.

De hecho, en entrevista con la Voz de América desde Madrid, el editor de internacionales de diario ABC, Alexis Rodríguez, explicó además que la situación de Acosta y otros periodistas sigue siendo vulnerable porque la represión del gobierno cubano no ha menguado contra los periodistas detenidos, y no se diga contra el resto de opositores que están encarcelados luego de las protestas.

Reportes desde Cuba indican que al menos de siete periodistas, que habían sido detenidos, ya están en arresto domiciliar, una modalidad utilizada por el gobierno de Cuba para mantener a raya a sus opositores.

El periodista Héctor Luis Valdés, del medio ADN Cuba, quien también fue arrestado por cubrir las manifestaciones en La Habana y que ahora enfrenta el arresto dentro de su vivienda dijo a RTVE, España, que sabía siete colegas suyos detenidos por hacer coberturas.

Para Alexis Rodríguez de ABC, el entramado tras la detención de su corresponsal en Cuba y de otros comunicadores y el cambio de medida de cárcel por arresto domiciliario deja ver el nivel de orquestación que utiliza el gobierno cubano para mover el foco de atención e incluso pudiera burlar el compromiso adoptado ante el gobierno español.

“Aún ahora Camila está en arresto domiciliar (…) el viernes por la noche cuando la liberan el ministro de Asuntos Exteriores (de España) dijo que el gobierno cubano les había asegurado que la liberarían sin cargos y que retirarían el arresto domiciliar; al día de hoy no ha recibido ninguna comunicación oficial de que se le retirará el arresto domiciliario, por lo cual no sabemos si el gobierno cubano está engañando al gobierno español o es que la burocracia torpe y lenta cubana no ha podido o no ha querido comunicarle a ella esta medida”, dijo Rodríguez a VOA.

En la sala de redacción de ABC también fluía información interna la tarde del lunes que las cancillerías española y cubana seguían en comunicación estrecha para avanzar y esclarecer la situación legal de la comunicadora, para la que el reino ibérico exige completa libertad personal y de ejercer su trabajo como periodista.

Desde Cuba la periodista ha relatado su situación de arresto domiciliario impuesto como contramedida por negarse a firmar el pago de una multa por causar “desordenes públicos” como parte de su cobertura periodística desde el centro de La Habana el día 11 de julio cuando se dio el estallido social en todo el país.

En la entrevista con Voz de América, Camila Acosta habló además sobre su preocupación por otros colegas suyos detenidos que no han tenido el mismo nivel de resonancia que su caso en la comunidad internacional, y a los que el gobierno cubano podría imputar “cargos contra la seguridad del estado”, lo que implicaría el riesgo de afrontar hasta 20 años de prisión.

“Es muy impactante que hay muchas personas todavía desaparecidas, periodistas que están detenidos que les están imputando no solo cargos de desorden público sino delitos contra la seguridad del Estado lo cual podría llevarles a condenas de hasta 20 años de privación de libertad y todo el terror que está aplicando la seguridad del Estado precisamente para que la gente no vuelva a salir a las calles”, dijo Camila Acosta a VOA, desde La Habana.

Acosta también comentó a Cubanet Noticias, medio de comunicación fundado por la diáspora cubana en Miami, Florida en 1994, con planta de periodistas en Cuba, y donde también labora, que desde que fue puesta en arresto domiciliar tiene impedimentos para realizar su trabajo, porque sus equipos personales de comunicación fueron decomisados y por la falta de movilidad en su calidad de detenida domiciliar.

“No estoy libre todavía estoy en casa de un amigo que me ha acogido porque me desalojaron de la renta en la que estaba, me han confiscado mis equipos de trabajo, cosas que ni siquiera son mías, mi ordenador, dos teléfonos -el que llevaba conmigo en el momento de la detención y otro que tenía en casa- una tablet, otros dispositivos y dinero que tampoco era mío”, comentó la periodista a su estación.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para Derechos Humanos, Michelle Bachelet pidió al gobierno de Cuba la urgente liberación de todas las personas detenidos por "ejercer su derecho a la libertad de reunión pacífica, opinión y expresión", enmarcados en la Carta de Derechos Humanos.

Múltiples plataformas facilitan comunicación de opositores
El gobierno de Miguel Díaz-Canal que ha tomado el control del país con el ejército y la policía en las calles solo ha permitido después del 12 de julio a la fecha las muestras de apoyo al gobierno revolucionario de la isla instaurado en 1959; sí ha reconocido que el gobierno tiene insuficiencia de recursos para cubrir las necesidades como falta de alimentos y medicinas que volcaron al pueblo a las calles.

También el gobierno no pierde de la mirilla las múltiples plataformas de comunicación gracias al Internet que han permitido a los cubanos con ingresos, especialmente los que reciben remesas, acceder a medios tecnológicos que les permiten informarse más allá de la veta oficialista.

El empresario venezolano en tecnologías residente en Washington, Alberto Mariño, explica a la Voz de América que al ver al pueblo cubano en las calles le transmite el sentir de su propio país con ansias de libertad, pues al igual que los cubanos los venezolanos están sumidos en una profunda crisis económica, social y de salud con la pandemia y con total falta de libertades.

Pero dice que Estados Unidos puede utilizar las altas tecnologías existentes para apoyar a los cubanos a que tengas acceso a Internet a pesar del corte que pueda hacer el gobierno cubano a la red local para evitar su expansión e incluso cerrarlo, como ocurrió el domingo 11, o ralentizarlo para dificultar la comunicación como ha sucedido en días recientes.

“Cuba necesita apoyo del Internet, apoyo técnico y con tecnología para que pueda salir información de la isla al mundo y esa responsabilidad la tiene tanto el gobierno del presidente Biden y el Departamento de Estado tomar cartas en el asunto para proveer esa ayuda de Internet a la isla”, explica Mariño a VOA.

El politólogo Javier Corrales, estudioso de “Las revoluciones de América Latina” escribió en un artículo de opinión publicado por The New York Times bajo el título “El día en que los cubanos perdieron el miedo” que no se puede dejar de lado en el análisis al contrastar las protestas de la década de 1990 con lo sucedido este 2021 en Cuba, el valor de la Internet.

Porque en la amplitud del descontento popular, por la crisis económica se suma la tecnología de la comunicación que puede cohesionar la conciencia colectiva y contagiar el necesario entusiasmo para producir cambios.

“Hay teléfonos celulares y wifi disponibles. Los cubanos pudieron compartir en tiempo real las manifestaciones que estallaron en todo el país. Los manifestantes publicaron videos en Facebook live, incluyendo vídeos cortos que muestran a las fuerzas de seguridad intentando dispersar las protestas”, expone Corrales.

Razón por la que el gobierno al verse abrumado por el estallido virtual y en las calles optó por un prolongado apagón de Internet con lo cual restringió el acceso a las redes sociales. “Pero ya demasiado tarde. A pesar de los esfuerzos del gobierno, la gente sigue protestando”, ahonda en su análisis.

Fractura en líneas militares ante decisión de reprimir
El diario ABC de España en un artículo publicado el domingo reciente bajo el titulo: “Las 72 horas que hicieron temblar al régimen castrista”, expone que la cúpula militar sufrió una fractura entre los jóvenes oficiales que no apoyan la represión contra el pueblo y la vieja guardia castrista que al final ganó el pulso.

Incluso esta decidió exponer a Díaz-Canel y dejarlo a merced de los opositores en la calle mientras urdía de urgencia un plan de escape al ver la magnitud de las protestas.

Los militares ya disponían de un avión del gobierno para vuelos de larga distancia que pudiera llevar a la cúpula del partido con la familia Castro a la cabeza hacia Sudáfrica, país donde Cuba tiene millonarias inversiones, dijo ABC.

Tal plan, que luego sería desechado –según ese medio de comunicación- al tomar control de la situación y ejecutar un agresivo plan de arrestos de los participantes en las protestas, no ha sido confirmado ni desmentido por el gobierno cubano.

Sin embargo, el medio conservador español sostiene que la renuncia de un viceministro y otros cargos medios del gobierno cubano que han puesto a disposición sus cargos deja ver la fractura en la unidad granítica del gobierno que durante 62 años de revolución socialista se movió por plena y completa voluntad de los hermanos Castro.  

//VISOR BOLIVIA ES UN MEDIO DE COMUNICACIÓN AFILIADO A LOS SERVICIOS
INFORMATIVOS INTERNACIONALES DE LA VOZ DE AMÉRICA – BBG DIRECT//

SI ¿Fue interesante la noticia? NO
Weimar Siñani protagonizó la nota negativa de este 2 de agosto / CAPTURA RRSS

SOCIEDAD | 2 Ago 2021

“Esto es el pueblo de los aymaras, de los quechuas, es de los originarios, no es de ustedes”, decía uno de los manifestantes

Foto agencias

POLÍTICA | 2 Ago 2021

Solo admitiendo la impugnación del MTS, el MAS y Morales perdían de lejos su margen de “victoria” en primera vuelta

Foto agencias

ECONOMÍA | 2 Ago 2021

Hasta junio las compras de artículos para las industrias crecieron un 31,6%, mientras que la adquisición de carburante creció un 166,0%

Foto agencias

SOCIEDAD | 2 Ago 2021

"Continuará en los próximos días en las terminales de Trinidad, Cobija, Sucre, Potosí, Yacuiba, Tupiza y Villazón"

Foto agencias

ECONOMÍA | 2 Ago 2021

Molina no informó cómo está encarando la restitución de las reservas de gas natural ya que YPFB es declarada empresa deficitaria

Foto agencias

POLÍTICA | 2 Ago 2021

Excomandantes de la FAB y de la Armada coincidieron en sus declaraciones sobre el plan del que se habló en la residencia presidencial