Visor Bolivia Diario Multimedia
Lunes, 6 de Diciembre de 2021

A partir del sexto mes de embarazo se ingresa a la etapa de parto inmaduro y ya no procede el aborto

ESPECIALES | 30 Oct 2021

VISOR BOLIVIA / Redacción.- El drama de una niña de 11 años, que lleva un embarazo de seis meses, ha provocado debate en la sociedad boliviana sobre las opciones del aborto o las acciones para precautelar la vida tanto de la madre como del bebé que ya tiene seis meses de gestación. Al haber pasado ese tiempo, una “interrupción” no procede y se debe hablar de parto inmaduro, explica jurista.

Una menor de edad sufrió constantes agresiones sexuales de parte del padre de su padrastro en la localidad de Yapacaní, del departamento de Santa Cruz. Producto de una violación, la niña quedó embarazada y ocultó el hecho por temores propios de la edad, hasta que tuvo que ser trasladada a un centro médico donde se confirmó que llevaba varias semanas en etapa gestante.

La Iglesia Católica, mediante el Arzobispado de Santa Cruz intercedió con la madre de la niña para que el embarazo prosiga, bajo el compromiso de atender tanto a la futura madre como al bebé, desde el proceso de gestación hasta el parto y las atenciones posteriores como brindar un albergue al niño.

La familia había decidido proceder al aborto, que bajo la legislación boliviana y su Código Penal no sanciona esta acción cuando se interviene en casos de “violación, rapto no seguido de matrimonio, estupro o incesto”.

Sin embargo, luego de hablar con los delegados católicos, la madre de la niña optó por continuar el embarazo en el Hospital Materno Percy Boland de la capital cruceña.

Los movimientos abortistas y feministas comenzaron a salir en protestas y llenar las redes sociales de activismo y violencia contra los “curas”, así como usar el hashtag “NiñasNoMadres” para provocar mayor sensacionalismo, sin tomar en cuenta el tiempo de gestación en curso.

Desde el Estado, controlado por grupos socialistas, la Defensoría del Pueblo calificó las acciones del Arzobispado y la clínica del Seguro Universitario como “actos delictivos” y se amparó en la figura de Interrupción Legal del Embarazo (ILE), para “reencaminar” el proceso de aborto de la niña “sin viciar el consentimiento de la menor ni por parte de sus familiares ni de cualquier instancia, grupo o sector religioso”.

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, también se refirió al caso mediante Twitter: “Esto es un acto flagrante de violación a los derechos de esta niña, desde ningún punto de vista, obligar a dar a luz a una niña puede ser algo correcto”.

La defensora interina Nadia Cruz se refirió a la Sentencia Constitucional 206/2014, que elimina las barreras para aplicar la figura de “Aborto impune” descritas en el artículo 266 del Código Penal, que además identifica a las víctimas menores de edad, que están bajo responsabilidad de sus padres o tutores, para que su decisión sea llevada a cabo de forma legal y segura.

Sin embargo, el Tribunal Constitucional Plurinacional dejó un exhorto para que sea la Asamblea Legislativa la instancia que desarrolle normas y políticas para garantizar los derechos sexuales y reproductivos, situación que no fue cumplida hasta la fecha; por tanto, deja sin respaldo a la referida sentencia.

Otras normas nacionales e internacionales citadas por las instancias estatales y los grupos pro aborto son correctas, pero omiten en cada uno de sus comunicados o pronunciamientos el detalle no menor de que la niña ya lleva seis meses de embarazo.

La misma Sentencia Constitucional, que la defensora interina pretende usar como herramienta legal para “obligar” a que la menor se realice un aborto, ratifica la protección al feto en desarrollo, no así al embrión, aunque esa figura también se estrella contra la Constitución Política del Estado sobre la garantía del derecho a la vida, y el Código Niño Niña Adolescente que califica como sujetos de derecho a todos los seres humanos “desde la concepción a los 12 años”, en el caso de la niñez.

PARTO INMADURO O PRETÉRMINO

La niña de Yapacaní, que el martes salió de la clínica a un albergue de la Iglesia junto a su madre para llevar adelante la última fase de su embarazo, ingresó a la semana 22 de gestación; es decir, al sexto mes, cuando el embrión pasa a ser un feto desarrollado.

El investigador jurídico Franz Barrios, explicó que tanto la menor víctima de violación como el menor en etapa gestante son personas amparadas en la CPE, el Código Niño, Niña Adolescente y el Pacto de San José de Costa Rica. Por tanto, hablar de una “interrupción del embarazo” en esta etapa ya no es viable.

Barrios explicó que cuando se ingresa al sexto mes de embarazo se debe hablar de parto inmaduro o pretérmino, según criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que considera aborto a aquella “interrupción espontánea o provocada del embarazo antes de las 20 semanas de gestación y/o el feto pesa menos de 500 gramos”.

Citando a la OMS y autores en el área de obstetricia, el jurista también menciona el método abortivo quirúrgico que está indicado hasta acaecida la semana 20 del embarazo.

“Ergo, superadas las 20 semanas de embarazo no cabe ni médica ni jurídicamente, hablar de aborto y sólo de parto inmaduro, hecho frente al cual el Estado debe garantizar tanto para la gestante como para el nascitūrus (término legal para un ser humano concebido hasta su nacimiento”, cita.

El jurista también señala que los partos prematuros son aquellos que se dan a partir de la semana 22 de embarazo, que es cuando un bebé ya formado debe ser atendido por respiración artificial en una incubadora hasta completar el desarrollo de todas sus capacidades.

ABORTERAS VS PRO VIDA

Las activistas pro aborto han utilizado el caso de la niña en Yapacaní para volver a exigir “aborto legal, seguro y gratuito”, además de portar más armas para atacar a la Iglesia Católica, como se evidenció el miércoles con una protesta de funcionarios de la Defensoría del Pueblo frente a las oficinas de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) con sede en La Paz.

En las redes sociales, estos grupos también aplican la violencia y la cultura de la cancelación contra todo ciudadano e incluso medios de comunicación que apenas vislumbran un criterio pro vida en sus contenidos informativos.

En esa línea, la Defensoría del Pueblo planteó una denuncia contra la Iglesia, la maternidad Percy Boland y la Defensoría de la Niñez de Yapacaní. El documento es genérico y espera que “las investigaciones se encargarán de identificar a los responsables” de haber “obligado” a la menor a seguir con su embarazo.

Desde el Gobierno, la ministra de la Presidencia, Marianela Prada, conocida feminista y perteneciente a un culto oriental, pidió al Ministerio de Justicia procesar a los miembros de la Iglesia Católica que intercedieron en el caso y dijo que los activistas pro vida “romantizan la violación de la menor”.

En ningún caso, nuevamente, alguna de las funcionarias estatales mencionó el lapso de seis meses de embarazo que cursa la niña de Yapacaní, al tiempo de hacer sus declaraciones públicas.

En respuesta, los grupos pro vida aclaran que el aborto no puede ser obligatorio, incluso en casos de violación, pues la normativa señala que es decisión de la mujer afectada. Eso responde a una campaña de desinformación para confundir a la sociedad, expuso la presidenta de la plataforma Por la Vida y la Familia, Elisa Lanza.

A su vez, la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), mediante un comunicado ratificó la defensa de ambas vidas, y sobre la presión para que se realice el aborto va contra todo precepto legal y moral.

“No se puede obligar a nadie a realizar abortos, ni siquiera ante la gravedad de la violencia sexual, porque el aborto en Bolivia es un delito, aún bajo causales de impunidad y no se puede forzar a nadie, ni al personal de salud, a cometer este delito”, cita la nota de la CEB.

ABORTO Y PLAZOS

En la legislación internacional el aborto está permitido y se considera legal para ciertos casos y en algunos plazos de tiempo gestante.

Por ejemplo, en España el aborto es libre y a sola decisión dentro de las 14 primeras semanas de gestación y se puede ampliar hasta la semana 22 por causas médicas, si se presenta grave riesgo para la vida o salud de la embarazada, anomalías graves en el feto, anomalías fetales incompatibles con la vida o enfermedad incurable en el feto al momento del diagnóstico.

En el caso de las menores de edad y hasta las 14 semanas de embarazo se necesita obligatoriamente y en cualquier circunstancia, “el consentimiento del representante legal para interrumpir de forma voluntaria su embarazo. En el caso de existir discrepancias entre la menor y sus representantes legales, será un juez el que medie. El representante legal es padre, madre o tutor legal”.

En el caso de Chile, que tiene el antecedente más reciente de aprobación del aborto, la normativa establece que la “interrupción” del embarazo puede darse de forma libre “hasta las 14 semanas de gestación”. La Ley del Aborto, aprobada en 2017 limitaba el legrado a tres casos: que exista riesgo vital para la mujer en el embarazo, en los que el feto padezca una enfermedad congénita o genética de carácter letal o que el embarazo sea resultado de una violación.

Como conclusión, en Chile tampoco aplica el “aborto indefinido” y las nuevas leyes ponen límites a esa práctica.

EL BEBÉ YA PUEDE CHUPARSE EL PULGAR

Dentro de todo el debate superficial de opiniones encontradas entre activistas por aborto y pro vida, no se da importancia necesaria al tiempo de gestación y cómo aquello influye en la vida del nuevo ser, más aún cuando se habla de un embarazo que ya promedia las 22 semanas.

Al cumplir las 21 semanas de embarazo, el bebé está completamente cubierto con un vello fino llamado lanugo que ayuda a mantener el unto sebáceo en la piel y también se desarrolla el reflejo de succión, que se grafica como chuparse el pulgar.

En esta etapa también se produce el hipo, por la absorción de líquido amniótico y las pequeñas cantidades de azúcar que este contiene, situación que se nota como movimientos o pequeños golpes en el vientre de la madre y que sirve para fortalecer y preparar el sistema respiratorio, explica el portal Mayo Clinic.

Mientras que en la semana 22 ya se pueden notar las cejas y cabello y la grasa parda, el sitio donde se produce el calor. En el caso de los varones, los testículos comienzan a descender. Y para la semana 23 todos los órganos están casi completados y se van definiendo las palmas y dedos para formar las huellas digitales.

SE ACABA EL TIEMPO

Así, mientras las campañas de propaganda estatal y el activismo pro vida se aferran en sus posturas, se ha dejado en segundo plano el hecho delictivo del “abuelastro” que abusó a la menor, aprovechando que ambos padres la dejaron a su cuidado en reiteradas oportunidades.

El sujeto de 61 años, informó la Fiscalía General, fue enviado de la cárcel de Montero a detención preventiva en el penal de Palmasola, donde esperará su proceso y juicio por violación agravada.

Cuando el caso se conoció en los medios, la niña tenía 21 semanas de embarazo y ahora se dirige a las 23, tiempo en el que el nuevo ser ya está completamente formado e incluso ya podrá responder a estímulos externos como la voz de su madre.

Finalmente, mientras la batalla mediática, activista y legal parece haber comenzado para sentar jurisprudencia en Bolivia, la niña de 11 años y su madre ya se encuentran en la casa de acogida Centro de Madres Adolescentes Madre María, dependiente del Arzobispado de Santa Cruz, donde se comprometió una fuente laboral para la progenitora, garantizar la educación para la menor y atención en alimentación y salud para el futuro ciudadano boliviano.

//@VisorBolivia// 

SI ¿Fue interesante la noticia? NO
Foto agencias

SOCIEDAD | 5 Dic 2021

"Ellos son los que provocan aquí, antes no sabía pasar eso, es mi fuente de trabajo hace más de 30 años, esto no pasaba en Tarija"

Foto agencias

SOCIEDAD | 5 Dic 2021

La Arquimuestra fue creada por el Colegio de Arquitectos de Santa Cruz en 2015

Foto agencias

GESTIÓN | 5 Dic 2021

Palma dijo que el reencauce demorará entre seis y siete días y trabajan en tres puntos del río

Foto agencias

SOCIEDAD | 5 Dic 2021

"Ellos dicen que nosotros vivimos ahí (solo) tres familias, tres nomás, en vano van a agarrar terreno grande"

Foto agencias

POLÍTICA | 5 Dic 2021

TSE a través del Sifde debe supervisar los congresos, asambleas o cabildos de las organizaciones políticas

Foto agencias

SEGURIDAD | 5 Dic 2021

Denunciante aseguró a los investigadores que halló documentos y comprobantes de transacciones bancarias