Visor Bolivia Diario Multimedia
Miércoles, 1 de Diciembre de 2021

Escribe Luis Antezana

Los gremiales, nueva fuerza política en Bolivia

OPINIÓN | 22 Nov 2021

Importantes y notables fenómenos sociales y económicos se han producido en últimos tiempos en el país, aunque todavía no han sido objeto del interés de nuestros sabios políticos. Uno de ellos es la insurgencia y presencia masiva de los trabajadores gremiales, de distintos sectores de la sociedad, en la vida política del país.

Se trata de un acontecimiento histórico tal vez destinado, más a corto que a largo plazo, a tener grandes repercusiones en el desarrollo histórico de Bolivia.

Las organizaciones gremiales están formadas por trabajadores comerciantes, vendedores callejeros, campesinos, choferes, cuentapropistas y otros pequeños propietarios de negocios, algunas veces organizados en supuestos “sindicatos”, entidades que, después de maduración de muchos años, han salido a las calles y demostraron un poder nunca antes conocido y han logrado, con su sola presencia, un cambio de orientación en la vida nacional y, a la vez, una rectificación del destino equivocado al que estaba siendo dirigido el país, por politiqueros populistas armados de ideas falsas y erróneas.

Los trabajadores gremiales del país constituyen alrededor del 90 por ciento de la fuerza laboral que mueve la economía del país. La cantidad de dicho sector llega a más de dos millones de miembros. Son propietarios de sus negocios, pese a dificultades que se les presentan a diario. Sobreviven honradamente y prosperan con ritmo y velocidad sorprendentes.

Están organizados en forma democrática y tienen objetivos propios e invariables de gran profundidad y, por tanto, son la más grande fuerza del mundo que pueda existir y desean alcanzar mejores condiciones de vida a toda costa. Por ello será imposible que sus enemigos puedan destruir tal fuerza o desviarla de sus fines democráticos.

Los pequeños comerciantes, campesinos, carpinteros, mecánicos, peluqueras, etc. y otros estaban discriminados y puestos al margen de la vida política nacional. Sin embargo, después de algunas vacilaciones momentáneas, consiguieron independizarse para tener un desarrollo libre.

Es más, en cuanto algunas autoridades quisieron atentar contra sus bases económicas, reaccionaron enérgicamente, tomaron las calles y su simple presencia determinó un viraje en la marcha de la historia del país, advirtiendo, al mismo tiempo, a sus contrarios, que no deben ser amenazados ni provocados. Esa actuación, en semanas recientes, fue, en todo caso, una nueva etapa del notable desarrollo que alcanzaron en últimos tiempos con una maduración determinante.

Ese poder de los trabajadores gremiales es relativamente reciente. Nació en 1952. En esa oportunidad recibieron un gran respaldo para su existencia. Desde entonces, esa marcha no paró su desarrollo, pese a la posición de gobiernos recientes, armados con sueños populistas venidos a menos.

No está demás observar que los gremiales, que mostraban aparente apoyo al régimen, cambiaron a la posición progresista en cuanto se les quiso meter la mano en el bolsillo para sacarles sus últimos centavos. Pero, en cuanto se dieron cuenta del intento oficialista para introducir medidas antidemocráticas, los gremiales se pusieron en contra y obligaron al presidente Luis Arce a rectificar su política y retornar a la realidad, antes que se caiga el cielo.

Sin embargo, ese desprecio y los esfuerzos para destruir al movimiento gremial, como con la recién derogada Ley 1386 y otras, (que constituían el arma secreta para destruirlo), se desplomaron solo con su determinante presencia. Fue suficiente un papirotazo para poner las cosas en orden, aunque falta aún mucho por conseguir.

//*LUIS ANTEZANA ES ESCRITOR E HISTORIADOR/ TOMADO DE EL DIARIO//

//**LOS TEXTOS REPRODUCIDOS EN ESTE ESPACIO DE OPINIÓN SON DE ABSOLUTA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES Y NO COMPROMETEN LA LÍNEA EDITORIAL PLURAL – LIBERAL DE ESTE MEDIO DE COMUNICACIÓN//

SI ¿Fue interesante la noticia? NO
Foto agencias / archivo

SEGURIDAD | 30 Nov 2021

VISOR BOLIVIA / Redacción.- Gabriela Zapata se acogió al beneficio de redención de pena para activar su salida en libertad condicional. Según la figura incluida en la Ley de Ejecución Penal y Supervisión, la expareja de Evo Morales “canjeó” un día de pena por dos de trabajo o estudio para cumplir el requisito de plazo procesal y así dejar el penal de Miraflores.

Foto agencias

SOCIEDAD | 30 Nov 2021

"Nadie puede estar contra el SUS, pero por una atención que se cobra Bs 30, el seguro nos paga Bs 3, eso es insostenible"

Foto agencias

SOCIEDAD | 30 Nov 2021

Acusación es por el caso “golpe II” que emerge de otro proceso, el caso “golpe I” en el cual no se tiene acusación

Foto agencias

SEGURIDAD | 30 Nov 2021

"Otro de los inventos más provocados por estos diputados que intentan de alguna forma acallar lo que yo transmito"

Foto agencias

ECONOMÍA | 30 Nov 2021

Lo importante en este momento es atraer inversión al sector, al país, y atraer inversión para generar mayor desarrollo

Foto agencias

SEGURIDAD | 30 Nov 2021

Se decía que los gastos de alimentación, transporte y vivienda debían ser descontados mediante las ganancias del trabajo sexual