Visor Bolivia Diario Multimedia
Miércoles, 5 de Mayo de 2021

Mitos fundamentalistas atentan contra la vacunación en Riberalta Beni

SOCIEDAD | 3 May 2021

Por desconocimiento o desinformación, los pobladores rechazan la inmunización. Sólo se aplicó el 40% de las dosis disponibles

PÁGINA SIETE.- En esta esquina amazónica, donde se unen dos ríos de colores diferentes, se libra la batalla contra lo inaudito. Aquí, en esta tierra morena, se incuba la paradoja de tener más vacunas a disposición que gente queriendo inmunizarse, mientras el planeta entero pelea por acceder a más dosis. Acá, en esta ribera alta, las teorías de conspiración y el desconocimiento cimentaron el rechazo a la inmunización. Aquí en Riberalta, donde la muerte ronda a diario y enluta sin distinción, hay dos virus causando estragos: el del coronavirus y el del miedo a vacunarse por mitos sin fundamento.

“Nos van a poner un chip para controlarnos. Ésa es la marca de la bestia”, dijo una mujer a V. L. R., trabajadora de salud de Riberalta, que sonríe al recordarlo como si aún no pudiera creer lo que oyó. Pero no fue la única vez; tres personas le dijeron lo mismo, relata en contacto con Página Siete.

“Hay mucha mala información, las personas van con miedo a vacunarse porque han leído en redes sociales o les ha dicho que las vacunas van a modificar el ADN, que va a provocarles la muerte o incluso que es el chip de la marca de la bestia. Pura mentira. Por eso, antes de ser vacunados, a muchos se les sube la presión sólo por el espanto”, cuenta la profesional.

La vacunación, por la que se forman largas filas en las ciudades de Bolivia, es rechazada por muchos de los pobladores de Riberalta, capital de la provincia Vaca Diez, en el norte del departamento de Beni. Ese municipio recibió 40.000 dosis de vacunas anti-Covid que podrían devolverse debido al bajo interés de sus habitantes ante la inmunización.

“Y hacía que, a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia”, señala el texto bíblico que resuena a profecía en Riberalta para quienes lo han tomado de modo literal y se rehúsan a ser “marcados” con la vacuna contra el coronavirus por considerarlo “herejía”.

“Fuimos al barrio El Cerrito, a Villa Caminos e incluso al centro y era lo mismo. Preguntamos a las personas por qué no se querían vacunar y la respuesta fue que pensaban que la vacuna era la marca de la bestia, a través de un chip”, relata Cintya Miranda, presidenta del Comité Cívico. “También nos decían que no se vacunaban porque habían escuchado que después de tres meses de inoculación, te mueres. Lo que es falso”, cuenta Miranda.

Cuando Claribel Sandoval, asambleísta departamental del Beni, salió a la palestra pública para denunciar una “contracampaña” a la vacunación por parte de algunos grupos religiosos, esperaba conseguir exactamente lo que logró: convulsión por su declaración.

“Gracias a esa denuncia la situación está cambiando. No busco perjudicar a ninguna religión, sólo conté lo que sucede para evitar que se reviertan los stocks de vacunas. Yo no asistí a ninguna iglesia donde se dijo lo que conté, pero la declaración la hice después de un sondeo con mujeres en los barrios; allí me manifestaron que no querían vacunarse porque creían que era la marca de la bestia. Según relataron, esto venía desde algunas iglesias evangélicas sobre todo adventistas y Testigos de Jehová”, cuenta Sandoval.

Absalón Rojas, pastor y representante de las iglesias evangélicas en Riberalta, salió a desvirtuar la acusación aseverando que las 35 iglesias afiliadas a su asociación no están contra la vacunación. “Nosotros oramos pero también somos conscientes de que Dios ha permitido que la ciencia pueda proveer recursos para proteger la salud”, dijo Rojas. Aseguró que desde su postura, la fe no es contradictoria a los avances médicos.

Más allá de esta red de 35 iglesias evangélicas, hay, según Rojas, al menos el doble de nuevas congregaciones que no están afiliadas. “Hay iglesias nuevas que no están en contacto con nosotros; así que no podemos decir nada al respecto, ni acusarlas, ni defenderlas. Está fuera de nuestro control porque no hay contacto”, declaró a este medio.

Por su parte, Telmo Torres, vocero de los Testigos de Jehová, rechazó enfáticamente que se instruya a los fieles el rehusar la vacuna; por el contrario, asegura que a nivel mundial, hay desde sus congregaciones motivación para “respetar la vida”. Lo que, en este momento se traduce, en “orientación para acceder a las vacunas y así evitar enfermar de gravedad”, explicó Torres a Página Siete.

Entre experiencia y supuestos

Riberalta fue uno de los municipios benianos más golpeados durante la primera ola de coronavirus. Su precariedad sanitaria y el difícil acceso vial hizo que la situación sea crítica y que mucha gente curse la enfermedad en su casa sin posibilidad de atención médica. Por contradictorio que parezca, esa experiencia dura ha provocado que la gente tenga más miedo a la vacuna que al virus.

“A mí ya me dio la Covid. Dos veces me dio y la pasé en mi casa nomás. ¿Para qué me voy a vacunar?”, respondió una vecina a M. V., enfermera que trabaja en un centro de asegurados. “Es increíble. Vemos en la tele que en otros departamentos, la gente duerme afuera de los hospitales para poder vacunarse y aquí ni siquiera yendo a sus casas se han dejado poner la vacuna”, sostiene.

“Ahora vemos a gente, mayoritariamente de clase media, que va a hacerse vacunar, personas que pueden pagar una UTI (Unidad de Terapia Intensiva), mientras que la gente que no va es justamente la que no tiene cómo comprarse los medicamentos. Es contradictorio pero es lo que está sucediendo” relata V. L. R. Detalla que últimamente hay mayor afluencia de jóvenes en su centro de vacunación.

“Hay mucha gente que no llega ni a los 35 años y está muy grave. Por ejemplo, el miércoles murieron dos jovencitos, uno de ellos trabajaba en la Alcaldía. Está siendo fulminante el coronavirus, ya no sólo con la tercera edad. Por eso es urgente que nos vacunemos”, recalca la asambleísta Sandoval.

El 31 de marzo de 2021, las asociaciones de mototaxistas de Riberalta hicieron una pausa a sus actividades y convocaron a una oración masiva en la zona del mercado Abasto. Allí, de rodillas y con la presencia de pastores, clamaron para que “se acabe el coronavirus y ya no haya más muertos en el pueblo”. Allí donde se espera un “milagro”, se le cierra la puerta a la fortuna.

Debido a su cercanía con Brasil, Riberalta es un municipio priorizado por el Ministerio de Salud, que le otorgó 40.000 dosis de vacunas para que “sean barrera contra la cepa brasileña”, según cuenta el personal médico. No obstante, las expectativas están lejos de haberse cumplido. Hasta el jueves 29 de abril, sólo se logró aplicar 8.858 vacunas, la cuarta parte de lo disponible.

“Mis vecinos dicen que cuando llegue otra vacuna que no sea la china, se van a hacer poner”, explica S. R., poblador de Riberalta, ignorando que lejos de “llegar más vacunas”, lo que está a punto de suceder, es que se retirarán las enviadas al municipio y se las destinará para beneficiar a otras regiones.

Quizás así, en vez de un versículo bíblico, inevitablemente se posará sobre las cabezas un verso de un hijo riberalteño -Pedro Shimose- que canta con llanto “¡Ay, cómo está triste y está de luto mi corazón! ¿Por qué será?, ¿por qué será? que con la tarde se disuelve la ilusión”.

Red Salud masificará la campaña el 10
“Vamos a tocar todas las puertas para vacunar”

Cuando Fernando Cruz, epidemiólogo de la red de salud de Riberalta, supo que el municipio recibiría 40.000 dosis de vacunas, pensó que la cantidad era insuficiente para los 100 mil habitantes. Hoy, luego de un mes de haber recibido las dosis, evalúa que la respuesta fue decepcionante.

“Solamente se ha logrado aplicar la cuarta parte de lo disponible. Realmente no se cumplió la expectativa. Lo preocupante es que tenemos en este momento una alta tasa de letalidad, incluso mayor que la registrada a nivel nacional, pero aun así la gente no quiere vacunarse. La fecha de expiración de los lotes que recibimos es el 18 de julio, por lo que, si no lo aplicamos, se echarán a perder las vacunas y, antes de que eso suceda, es preferible que se vayan a otro municipio donde las están necesitando”, señala Cruz.

El 10 de mayo será la prueba definitiva. Tanto las autoridades como el servicio de salud han decidido agotar todos los esfuerzos y salir a tocar puerta por puerta para aplicar todas las vacunas. “Si aun así no hay aceptación, vamos a hacer un informe para devolver las dosis. No podemos actuar de forma egoísta”, precisa Cruz.

“Ya hemos estado en los mercados, con los gremiales, con los profesores, con los fabriles, explicándoles las ventajas de la vacunación. Los dueños de empresas han tenido que emitir comunicados para presionar a sus trabajadores para que se vacunen… no los obligan pero les hacen entender que se trata de solidaridad porque tenemos que cuidarnos entre todos”, explica Cintya Miranda, presidenta del Comité Cívico.

Actualmente, la red de salud tiene habilitados 16 puntos de vacunación en centros públicos, privados y de seguro social. La cifra de lugares habilitados se incrementará e incluso, habrá brigadas móviles visitando los barrios a partir del 10 de mayo. “Vamos a usar todas las estrategias posibles para que la gente ya no tenga excusa para no vacunarse”, manifiesta Cruz.

//FUENTE: PÁGINA SIETE//

SI ¿Fue interesante la noticia? NO
Las masivas manifestaciones en Colombia comenzaron el miércoles 28 de abril, a raíz de una convocatoria realizada por trabajadores, sindicatos, estudiantes y otras agremiaciones / VOA

MUNDO | 5 May 2021

VOA NOTICIAS.- El presidente ecuatoriano Lenín Moreno instó este miércoles al gobierno de Nicolás Maduro a terminar con la “injerencia” en Colombia y permitir así la estabilidad en el país liderado por Iván Duque.

Profesora Bellido en un evento de la Fundación Para el Periodismo / FPP

SOCIEDAD | 5 May 2021

Uno de los proyectos realizados por Bellido Terán es la publicación de un periódico escolar

Pedro Calzadilla, nuevo rector del Consejo Nacional Electoral, es visto al final de la sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional de Venezuela en Caracas, el 4 de mayo de 2021 / REUTERS

MUNDO | 5 May 2021

Directorio del poder electoral, de cinco miembros, incluye ahora a tres figuras con antecedentes políticos vinculados al chavista PSUV

Foto agencias

ECONOMÍA | 5 May 2021

"El triángulo del litio" está conformado por Bolivia, Argentina y Chile, donde están las mayores reservas mundiales del metal blando

Foto agencias

POLÍTICA | 5 May 2021

La senadora Barrientos y el diputado Gutiérrez, criticaron los primeros seis meses del gobierno de Arce y Choquehuanca

Foto agencias

SOCIEDAD | 5 May 2021

Serum Life Sciences advirtió que cualquiera que pretenda vender dicha vacuna en el país “puede enfrentarse a consecuencias legales”